miércoles, 19 de abril de 2017

FESVIAL CONSIDERA QUE AUNQUE DESCIENDA LA CIFRA DE VÍCTIMAS NO DEBEMOS CONFIARNOS

Ante las cifras de accidentalidad de la Semana Santa

FESVIAL considera que aunque descienda la cifra de víctimas, no debemos confiarnos y mantener la Seguridad Vial como una prioridad imprescindible.


Este año se han producido 29 fallecidos, 12 menos que en la Semana Santa del 2016,  pero desde Fesvial se afirma que sería un grave error caer en un exceso de confianza, como ha ocurrido en años pasados, porque la tendencia de la siniestralidad, tal y como se ha visto, puede cambiar.
Durante la campaña especial de Semana Santa se han registrado 15,2 millones de desplazamientos, un millón más que en 2016.
Hasta mediados de Abril llevamos un 10 % menos de muertes respecto a 2016, por eso debemos ser positivos pero sin bajar la guardia.
Es preocupante, dentro del factor humano, el incremento constante de los accidentes mortales por causa de las distracciones, debido fundamentalmente al uso del teléfono móvil cuando se conduce. Un problema que está también presente en la mayor parte de los atropellos a peatones.
Madrid, 18 de Abril de 2017. Según los datos de accidentalidad publicados hoy por la DGT, 29 personas han fallecido en vías interurbanas durante la Semana Santa, 12 menos que en las mismas festividades del año pasado. Ante estas cifras, y a pesar de una reducción significativa de la mortalidad, La Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) considera que la seguridad vial debe ser una prioridad política y social imprescindible para continuar reduciendo los accidentes de tráfico.

Según Ignacio Lijarcio, director de Proyectos de FESVIAL, “debemos ser optimistas con esta tendencia a la baja frente a la registrada el pasado año, pero no por ello debemos relajar los esfuerzos ni bajar la guardia”. Durante 13 años (desde el 2003), el número de muertos en accidentes de tráfico en España tuvo un descenso paulatino hasta el 2015, año en el que el cómputo total de muertos en accidente de tráfico -tanto en ámbito urbano como interurbano- fue de 1.688 fallecidos, los mismos que en 2014.

El hecho de que ya en el 2015 no se redujeran las víctimas mortales en el tráfico, tendría que haber dado lugar a una profunda reflexión y una revisión urgente de las estrategias y medidas que se aplican en seguridad vial, puesto que el objetivo en seguridad vial tiene que ser conseguir una reducción constante del número de accidentes y víctimas. “Hay que seguir trabajando en factores fundamentales como la velocidad excesiva, que reduce el tiempo de reacción, dificulta el control del vehículo y la rectificación de la trayectoria, aumenta la agresividad y el estrés del conductor y altera el funcionamiento sensorial (disminuyendo el campo visual) y el fisiológico (aumentando el nivel de fatiga)”, subraya el director de Proyectos de FESVIAL y coordinador de Investigación de Fachtum , de la Universidad de Valencia.

Es preocupante también  dentro del factor humano, el incremento constante de los accidentes mortales por causa de las distracciones, debido fundamentalmente al uso del teléfono móvil cuando se conduce, un problema que está también presente en la mayor parte de los atropellos a peatones.

Ante las cifras totales de muertos de 2016, que fueron muy preocupantes, FESVIAL ya alertó en enero de este año que “indicaban de manera clara la necesidad de analizar e investigar de manera urgente los motivos de la situación actual y establecer medidas a lo largo del año 2017 que permitan mejorar las cifras de accidentalidad. Con los datos obtenidos hasta ayer entendemos que se ha conseguido encauzar la trayectoria negativa, pero tenemos que tener muy claro que hay que seguir trabajando duro con los mismos planteamientos con los que empezamos este año” concluye Ignacio Lijarcio.

Según el Dr. Luis Montoro, Presidente de FESVIAL y Catedrático de Seguridad Vial, “el objetivo tiene que seguir siendo cero víctimas en accidentes. Para ello hay que desarrollar estudios e investigaciones en seguridad vial, con el objeto de conocer las causas de los riesgos en el tráfico y poder realizar acciones preventivas mucho más eficaces y rigurosas”.

Son muchas las medidas que se pueden adoptar en relación con los tres grandes pilares de la seguridad vial: los vehículos: “tenemos uno de los parques más peligrosamente envejecidos de la Unión Europea y por ello tenemos que tener muy en cuenta su correcto mantenimiento; las carreteras, que están a niveles de mantenimiento de los años 80; y el factor humano, potenciando las campañas y la educación y la formación de los conductores” concluye el presidente de FESVIAL.

De entre todas estas estrategias, desde FESVIAL se considera fundamental la educación, la formación y la concienciación. A veces hechos tan simples como llevar en el vehículo exceso de peso  o circular con una mala presión en los neumáticos, afectan de manera muy importante no solo a la seguridad sino también al consumo y la contaminación, algo que gran parte de la población desconoce. En Europa, por ejemplo, la mala presión de los neumáticos cuesta en combustible extra unos 10.000 millones de euros/año. En España por causa de la presión inadecuada se consume una media de 50 litros extra de carburante por año/vehículo y se generan unos ocho millones de toneladas de CO2.


Desde FESVIAL insisten en que sería un grave error caer en un exceso de confianza cuando bajan las cifras de muertes en el tráfico, como ha ocurrido en años pasados, porque la tendencia de la siniestralidad, tal y como se ha visto, puede cambiar.