sábado, 16 de septiembre de 2017

EL GRAN HERMANO DE LA SEGURIDAD LES OBSERVA



EL GRAN HERMANO DE LA SEGURIDAD LES OBSERVA

       No llevar el cinturón de seguridad abrochado mientras se conduce.
Es la segunda causa de muerte en la carretera. 

¡Cuidado conductor irresponsable! El Gran Hermano de la DGT le estará observando: 50 cámaras estarán observando, así, que mejor será que se ponga el cinturón y a lo mejor incluso se salva su vida y la de los demás.

O ¿prefiere perder la vida? o ¿que lo sancionen?

¡Usted mismo!

De vuelta a la normalidad esta semana pasada los chavales han vuelto al Cole, y por tanto debe tener en cuenta varias consideraciones:

     Los menores de edad de estatura igual o inferior a135 cm deben ir sentados en los asientos traseros

     Los desplazamientos cortos (ida y vuelta del colegio) es donde se acumula el mayor número de conductas de riesgo entre los menores


Sigo sin comprender como a estas alturas, todavía hay señoras y señores, que no se enteran:


En España, el 28% de los fallecidos en accidente de tráfico durante el verano, ocupantes de turismos no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente. Este porcentaje es similar al de fallecidos sin dispositivo de retención durante todo el año pasado (190 de los 823 fallecidos en turismo o furgoneta).

Y es que después de todo, las facilidades para que usted se entere los máximas. Le hemos comentado que esta semana han entrado en funcionamiento 50 cámaras que verán si usted lleva o no el cinturón de seguridad puesto. Bueno, pues Gregorio Serrano, Director General de Tráfico, ha señalado que, “Durante dos meses los conductores que hayan sido captados por las mismas únicamente recibirán una carta informativa, pero pasado este plazo se iniciará el correspondiente procedimiento sancionador”.

De forma progresiva durante los próximos meses entrarán en funcionamiento el resto de cámaras hasta completar las 227 instaladas tanto en vías convencionales (60%) como en las de alta capacidad y cuya localización se puede consultar en dgt.es

CONCLUSIONES:

MENSAJES PARA RECORDAR
Gestos tan sencillos como abrocharse el cinturón de seguridad…

      Reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

      El airbarg no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.

      Llevar el cinturón abrochado en las plazas traseras es tan importante como hacerlo en las delanteras.

      A 80 km/h un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado resultado de muerte o lesiones graves


Pero si importante es llevarlo puesto, también lo es hacerlo de forma correcta para que cumpla el objetivo para el que se creó:

      Correctamente abrochado, ceñido al cuerpo. La parte superior del mismo debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro, nunca por el cuello ya que podría causar lesiones graves en caso de impacto.

      El asiento regulado, de modo que éste quede en ángulo recto.

      Comprobar, una vez abrochado, que funciona. Si se ha tenido un siniestro importante debe cambiarse.

El traslado de los menores en el vehículo es responsabilidad del adulto, por ello, la DGT recuerda que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto:

1.     Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros
2.     Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
3.     Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

En resumen, ya conocen los datos, a partir de ahora, usted verá si le interesa o no abrocharse el cinturón de seguridad. 

Si le interesa, su familia, sus amigos y la seguridad de todos, no olvide abrocharse el cinturón de seguridad.

¡No sé ya cómo decírselo ¡Creo que no es un problema de comunicación, solo, de ir en contra de las normas establecida, o de ser muy vago/a, o de quererse muy poco.

Espero que nos haga caso, todos no podemos estar equivocados, o es que está usted “loco por matarse”.

Abróchese el cinturón, todos saldremos ganando.
Un abrazo, pedazo…

Pepe Bejarano

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario